Datos

La ciudad de UR

El sitio de UR es conocido actualmente como Tall al Muqayyar, y se encuentra al Sur de Irak. Ur ya era un altamente avanzado centro mercantil y cultural miles de años antes del apogeo de las civilizaciones Griega y Romana. Ur fue el principal centro de influencia del dios Sumerio Luna (Nanna) y de su equivalente Babilonio Sin. El gran ziggurat de esta deidad, uno de los mejor preservados de Irak, se alza 21 metros sobre la superficie del desierto. El nombre bíblico de Ur de los Caldeos se refiere a estos pobladores, que se asentaron en la zona alrededor del 900 antes de Cristo.

Ur fue uno de los primeros asentamientos urbanos realizados por la Humanidad (aproximadamente en el 4000 a. de C.) por unos habitantes de Sumeria denominados Ubaidianos. Antes del 2800 a. de C., Ur se convierte en una de las más prósperas ciudades-estado sumerias. De acuerdo con antiguos registros, Ur tuvo tres dinastías de gobernantes quienes, en sucesivas ocasiones, extendieron su control por todo Sumer. El fundador de la Primera Dinastía de Ur (el primero que se menciona en la extensa documentación de la época) fue el conquistador y constructor de templos Mesanepada, que reinó alrededor del 2670 a. de C. Su hijo Aanepadda, quien reinó alrededor del 2650 a. de C., construyó el templo de la diosa Ninhursag, el cual ha sido excavado en los tiempos modernos en la ubicación de Tell al-Obeid, aproximadamente a unos 8 Km. al NE de Ur.

Ur fue capturada alrededor del 2340 a. de C por Sargon, y esta época, conocida como el periodo Acádico, marca un importante paso en la conjunción de las culturas Sumeria y Semítica. Tras esta dinastía se encuentra un largo periodo del cual se desconoce prácticamente todo, excepto que la Segunda Dinastía dominó y cayó.

Ur-Nammu (reinó 2113-2095 a. de C.), el primer rey de la Tercera Dinastía de Ur, revivió el Imperio de Sumer y Akkad, ganó el control del acceso al mar alrededor del 2100 a. de C., y convirtió Ur en la ciudad más rica de Mesopotamia. Su reino marcó el inicio del denominado renacimiento en Ur del arte y literatura sumerios. Ur-Nammu, quien escribió el primer códice legal de la historia, el cual contenía 31 párrafos legales, y su hijo y sucesor Shulgi (quien reinó entre 2095 y 2047 a. de C.) construyeron el gran ziggurat de Nanna (aproximadamente en 2100 a. de C.), el cual se ha mantenido durante siglos, además de magníficos templos, tanto en la propia Ur como en otras ciudades de Mesopotamia. Los descendientes de Ur-Nammu continuaron en el poder durante más de un siglo, o hasta muy poco antes de 2000 a. de C., cuando los Elamitas capturaron al en aquel momento Rey de Ur, Ibbi-Sin (que reinó entre 2029 y 2004 a. de C.), y destruyeron la ciudad.

Reconstruida poco después, Ur se convirtió en parte del reino de Isin, posteriormente del de Larsa, y finalmente fue incorporada a Babilonia. Durante el periodo en que Babilonia fue gobernada por los Kassitas, Ur se mantuvo como un importante centro religioso. Fue una capital de provincia con gobernantes hereditarios durante el gobierno Asirio de Babilonia.

Después de que se estableciera en Babilonia la Dinastía Caldea, el rey Nebuchadnezzar II inició un nuevo periodo de actividad constructora en Ur. El último rey babilónico, Nabonidus (reinó 556-539 a. de C.), quien nombró a su hija mayor como alta sacerdotisa de Ur, embelleció los templos y remodeló completamente el ziggurat de Nanna, haciéndolo rivalizar incluso con el templo de Marduk en la capital de Babilonia. Después de que Babilonia quedara bajo el control de Persia, Ur comenzó a declinar. Durante el siglo IV a. de C., la ciudad fue practicamente olvidada, posiblemente como resultado de un cambio en el curso del río Éufrates.

El vocablo Ur significa ciudad tanto en idioma Sumerio como Acadio, por lo que se encuentran muchas ciudades con este nombre. Ur se menciona en la Biblia como el hogar de Ibrahim (Abraham), reconocido por Musulmanes, Cristianos y Hebreos como el padre de los profetas.

La ciudad de URUK

La ciudad de URUK está situada 250 Km. al Sur de Bagdad (Irak), sobre un antiguo brazo del río Éufrates, en un lugar conocido en la Biblia como Erech (actualmente, Warka). Fue fundada alrededor del 3500 a. de C., y se convirtió en la más importante ciudad de Sumeria. Gilgameshconstruyó sus murallas, además del templo de Eanna (casa de An), dedicado a Ishtar (diosa del amor, procreación, y de la guerra). Las excavaciones realizadas por arqueólogos alemanes alrededor de 1912 han revelado una serie importante de estructuras y depósitos del 4 milenio a. de C., y el sitio ha dado su nombre al periodo transcurrido entre el de Ubaid y el de Jemdet Nasr.

El periodo Uruk muestra el nacimiento de la vida urbana en Mesopotamia lo que llevó a la completa civilización del periodo de la Dinastía Inicial. No se ha comprendido casi nunca cuán única fue la ciudad de Uruk en su momento: Fue, con mucho, el mayor asentamiento humano del momento, con los más impresionantes edificios, y con las primeras evidencias de escritura. Sería cierto, pues, afirmar que Uruk fue la primera ciudad de Mesopotamia, y del mundo. Todo apunta a que comenzó como dos asentamientos independientes: Kullaba y Eanna, que se coaligaron en el periodo Uruk, lo que formó una ciudad de cerca de 80 hectáreas; en el momento cumbre de su desarrollo en este periodo Dinástico Inicial, las murallas tenían una longitud de 9.5 Km, y rodeaban una ciudad de 450 hectáreas, donde podrían haberse alojado cerca de 50000 personas. En el corazón de la ciudad se emplazan dos grandes complejos religiosos: el Santuario dedicado a Anu, perteneciente originalmente a Kullaba, y el Santuario de Eanna, dedicado a Inanna (Ishtar, la diosa del Amor antes mencionada). Las excavaciones en ambos complejos han revelado diversas estructuras sucesivas del Periodo Uruk, incluyendo el Templo Blanco en el Santuario de Anu además de restos calizos y pilares en el Santuario de Eanna. Una forma de decoración característica contempla el uso de conos de arcilla con vértices pintados incrustados en las fachadas de los edificios (técnica conocida como mosaico de conos de arcilla).

Al noroeste del santuario de Eanna se encuentra un ziggurat (templo en forma de torre de la antigua Mesopotamia consistente en una elevada estructura piramidal construida en diferentes fases con escaleras exteriores y un altar en la parte superior, desde donde los sacerdotes gobernaban) construido por Ur-Nammu de Ur en su III periodo (finales del 3 Milenio a. de C.). Las pruebas encontradas en la excavación en el santuario de Eanna han aportado mucha luz sobre los hitos del periodo Uruk. El más importante es, sin duda, la Escritura. Las más antiguas tablillas de arcilla aparecen en los últimos niveles de Uruk: son etiquetas sencillas y listas con símbolos pictográficos. Tablillas de niveles posteriores al Jemdet Nasr muestran escrituracuneiforme del periodo Dinástico Primero.

La ciudad fue importante a lo largo del 3er Milenio a. de C., pero fue decayendo al final de este periodo. Permaneció ocupada los siguientes 2 milenios, sometida a los Partos, pero sólo como centro menor.

Uruk fue el hogar del héroe épico Gilgamesh (quien ahora se sabe que fue un rey que realmente existió en la Primera Dinastía de la ciudad), y siempre tuvo un importante papel en la mitología de las civilizaciones mesopotámicas.

La Leyenda de Gilgamesh (fragmento)

(…)

«No fui yo quien reveló el secreto de los grandes dioses. Dejé que Atrahasis viese un sueño, Y percibió el secreto de los dioses. ¡Reflexiona ahora en lo que le atañe!»

A esto Enlil subió a bordo del barco. (190) Cogiéndome de la mano, me subió a bordo. Subió mi mujer a bordo e hizo que se arrodillara a mi lado. De pie entre nosotros, tocó nuestras frentes para bendecirnos:

«Hasta ahora Utnapishtim fue tan sólo humano. En adelante Utnapishtim y su mujer serán como nosotros dioses. ¡Utnapishtim residirá lejos, en la boca de los ríos!»

Así me cogieron y me hicieron residir lejos, En la boca de los ríos. Pero ahora, ¿quién por ti convocará los dioses a la Asamblea, Para que encuentres la vida que buscas? ¡Ea!, no concilies el sueño Durante siete días y siete noches».

(200) Mientras allí se sienta sobre sus nalgas, El sueño le aventa como el torbellino. Utnapishtim dice a ella, a su esposa:

«¡Contempla a este héroe que busca la vida! El sueño le envuelve como una niebla».

Su esposa dice a él, a Utnapishtim el Lejano:

«Tócale para que el hombre despierte, Para que regrese salvo por el camino que le trajo, Para que por la puerta que salió pueda regresar a su país».

Utnapishtim dice a ella, a su esposa:

«Puesto que engañar es humano, él procurará engañarte. Gn 8,21 Anda, prepara obleas para él, pon(las) junto a su cabeza, Y señala en la pared los días que duerme».

Elaboró para él obleas, púso(las) junto a su cabeza, Y señaló en la pared los días que dormía. La primera oblea se ha secado, la segunda se estropeó, la tercera está húmeda; La superficie de la cuarta blanquea; La quinta se cubre de moho, La sexta (aún) conserva su color reciente; La séptima – en cuanto le tocó, despertóse el hombre.

Gilgamesh dijo a él, a Utnapisthim el Lejano:

(220) «¡Apenas el sueño me ha invadido, Cuando me tocas y me despiertas!»

Utnapishtim [dice a él], a Gilgamesh:

«[Vamos], Gilgamesh, cuenta tus obleas, [Que los días que dormiste] sean conocidos de ti: Tu [primera] oblea se ha secado, [La segunda se] estropeó, la tercera está húmeda; La superficie de la cuarta blanquea; [La quinta] se cubre de moho, La sexta (aún) conserva su color reciente. [La séptima] – en este instante te despertaste».

(…)

El sistema numérico sexagesimal

Los Sumerios desarrollaron un Sistema numérico que ha llegado con plena vigencia hasta nuestros días: el sistema sexagesimal.

De todos es conocido que el método para contar y realizar cálculos sencillos que se usa actualmente es el decimal (al menos los humanos, no vamos a entrar aquí a describir el binario o el hexadecimal utilizados en las relaciones entre el hombre y la máquina), y su origen se remonta a lo siguiente: 2 manos de 5 dedos cada una suman 10 dedos.

El sistema sexagesimal usa una mano, pero dejando aparte el pulgar, que se utilizará para contar los 4 dedos restantes, cada uno de los cuales tiene 3 falanges (4 * 3 = 12). Al operar además con los 5 dedos de la otra mano (12 * 5 = 60), se obtiene el número que sirvió de referencia a toda una civilización, además del motivo por el que las horas tienen 60 minutos, y los círculos 360 grados.

Raíces espirituales de Sumerios, Acadios y Babilonios

Los Sumerios y los Acadios (que hablaban lenguas semíticas) compartían parte del centro y del sur de Mesopotamia desde los tiempos más primitivos hasta su conquista por parte de tribus bárbaras Amoríticas después del año 2000 a. de C. Mucho antes de esa fecha, ambos pueblos habían desarrollado una cultura común y aceptaban un liderazgo también común. Su estructura religiosa fue adoptada y adaptada por posteriores conquistadores, como los Babilonios.

La mayor parte de la información que se recoge a continuación está basada en un antiguo documento babilónico denominado ENUMA ELISH, o El Génesis de Babilonia.

A. ENTIDADES PRIMORDIALES: Eran Seres más poderosos que muchos Dioses, pero no se representan como Dioses, ya que son fuerzas preexistentes cuyas acciones producen los Dioses. Los Dioses fueron los primeros Seres sobre la Tierra, y se reprodujeron rápidamente (aunque no siempre con otros Dioses). Es imposible determinar qué Dioses y Diosas fueron descendientes directos de

1. TIAMAT, La Madre de los Dioses, quien de algún modo se identifica con el Agua Salada; posiblemente una metáfora relativa a las salinas existentes entre Sumeria y el Golfo Pérsico. Allí la Madre de los Dioses fue fertilizada por su consorte

2. ABZU, cuya semilla fue el Agua Fresca fluyendo desde los ríos Tigris y Éufrates. Esta teoría se apoya en la historia de ENKI y el Tigris llenándolo con su semilla-agua.

ENKI mató a ABZU después de que éste intentara matar a todos los Dioses porque eran muchos y demasiado ruidosos, y aunque TIAMAT estaba en contra de los planes de su consorte, decidió castigar a sus asesinos. Algunos Dioses, liderados por KINGU, se aliaron con ella. Aquellos Dioses previamente liderados por ENKI encontraron un nuevo defensor en su hijo ENLIL (también conocido como MARDUK, AZUR, o BEL), quien mató a TIAMAT y a KINGU. De los cuerpos muertos de aquellos Dioses procede el Hombre, útil para cubrir las necesidades de los Dioses.

Por la época del ENUMA ELISH (escrito aprox. 1700 a. de C.), que es la fuente de la mayor parte de esta información, Mesopotamia había sido conquistada docenas de veces. Esto produce un complejo sistema de creencias míticas, de modo que una de las pocas cosas ciertas sobre la religión en Mesopotamia es que el viejo conjunto de divinidades agrícolas basadas en el río fue desplazado, parcialmente asimilado y reemplazado muchas veces. Cada grupo de conquistadores incluía su propio Dios Principal en la tercera generación, contra los denominados Dioses Dominantes.

B. DIOSES MAYORES: Fueron los vencedores de aquella Guerra Celestial.

1. AN (ANU) era el CIELO. No se trata de la hija del Aire, como en Egipto, sino que es el abuelo del Aire y el padre de ENKI. AN gobernaba sobre los Dioses cuando ABZU decidió matarlos. Posteriormente se retiró a favor de

2. ENKI (EA), porque sólo ENKI era suficientemente fuerte como para derrotar a ABZU. Después de que ENKI matara a ABZU, se apropió de su poder, el Agua Fresca, y de parte de sus funciones creativas. ENKI es el padre de la Escritura y el patrón del Aprendizaje. En contra de lo que significa su nombre (Señor de la Tierra), ENKI no se comporta como la Tierra. La Señora de las Tierras Áridas, NINHURSAG compartía la Tierra con el Señor-de-la-Tierra-hecha-Vergel por su fusión con ENKI Agua Dulce. Mientras que ENKI fue gobernante de los restantes Dioses, él les asignó sus propias esferas de poder, su Dominio, reservándose para sí los ríos Tigris y Éufrates y las tierras hechas vergeles por sus Aguas Dulces.

[Éste es un sistema extremadamente machista en el cual tanto la Tierra como el Cielo, además de la Luna son masculinos].

ENKI gobernó a los Dioses cuando TIAMAT decidió matarlos. Posteriormente se retiró en favor de su especialmente querido hijo

3. ENLIL (MARDUK), el único Dios capaz de vencer a TIAMAT, accedió a salvar a los Dioses sólo si le garantizaban poder absoluto sobre el Universo y el resto de los Dioses. Su nombre significa Señor del Aire. ENLIL nunca tuvo intención de ceder parte de su poder a ninguno de sus hijos, alguno de los cuales fueron dioses en el Inframundo. [En posteriores interpretaciones, cuando MARDUK, AZUR o BEL ocupan su lugar, el nombre ENLIL era ocasionalmente asignado a un dios de indeterminada, pero claramente menor, estatura]. El hijo preferido (aunque no el mayor) de ENLIL fue

4. NANNA (SIN), que fue el primero de los Dioses visibles: la LUNA.

AN (el CIELO) podía ser detectado pero no visto. ENKI (la Fuerza Vital del Agua que fluía de la tierra para irrigarla y fertilizarla con el fin de espiritualizarla y convertirse en ella) podía ser experimentado, pero nunca visto. ENLIL (AIRE) podía ser detectado fluyendo alrededor, al respirar.

Algunas veces ENLIL mostraba un aspecto feroz de sí mismo como GIRSU (la TORMENTA), por ejemplo cuando decidió destruir a la Humanidad enviando una inundación. NANNA era visible, pero no siempre: tiene un día de invisibilidad entre sus fases de Creciente y Decreciente (LUNA nueva), además de poder ser oscurecido por ENLIL en sus aspectos de NUBE o TORMENTA.

Esta tardía aparición de los Dioses visibles, o aspectos de Dios, contrasta con la creencia compartida por Egipcios y Hebreos de que el Sol, la Luna, el Aire y el Cielo fueron creados antes que la Tierra. Los Sumerios y sus sucesores en el valle de Mesopotamia no hablan de la Tierra como si fuera un Dios, sino como si fuera una entidad preexistente, pero mortal. Todo aquel que formara parte de la Tierra era mortal; esto es, podía morir e ir a un Inframundo gobernado por los Dioses oscuros.

Algunas partes de la Tierra fueron hechas Santas gracias a la intermediación de las Dulces Aguas de ENKI. La porción no usable de la Tierra fue asignada a la Diosa NINHURSAG, La Señora de las Tierras Áridas. Una historia relata cómo ENKI (la tierra fértil) y NINHURSAG (la tierra árida) se entretenían mientras estaban borrachos jugando a hacer gente: seres deformes, llenos de defectos, risibles. Estas atontadas divinidades descartaron sus experimentos, a pesar de lo cual algunos sobrevivieron.

NANNA poseyó la gran ciudad de UR, la cual impuso su ley al resto del valle en tres ocasiones. Su posición teológica es incierta: Fue concebido cuando ENLIL secuestró a la Señora del Aire, NINLIL. Como castigo, el Consejo de los Dioses confinó a ENLIL en el Inframundo, pero NINLIL decidió acompañarlo, aunque los Dioses no deseaban que la Luna naciera en el Inframundo. Con la intención de liberarse (y liberar a NANNA) del Inframundo, ENLIL y NINLIL concibieron otros tres niños que fueron abandonados en el Infierno, de modo que NANNA pudiera nacer en el sitio al que pertenecía. El hijo de NANNA

5. UTU (SHAMASH), era el Sol. UTU era el Dios encargado de la Justicia. Aquéllos que estaban bajo su protección estaban a salvo de la ira de los Dioses, excepto su hermana

6. INANNA (ISHTAR), la Diosa de mayor importancia, la Reina del Cielo. Su papel ha trascendido los límites del Panteón, dado que ella no fue una de las divinidades Sumerias intrusas. En la historia “ENKI ordena el Universo”, INANNA creció molesta porque ENKI anunció el Decreto llamado MES, asignando a más de 160 Dioses sus puestos en el Universo. INANNA le preguntó qué le iba a quedar a ella, y él respondió dándole el resto. Debido a ésto, y como hija de la LUNA, INANNA asumió todos los poderes femeninos asociados habitualmente a la LUNA: se convirtió en la Diosa de la Fertilidad y de las emociones fuertes, como el AMOR y el ODIO.

INANNA no necesitó del permiso de ENKI para convertirse en todo lo que era. Su poder para otorgar a un Rey humano el derecho legítimo de gobernar el valle como Rey de Kish demuestra su fuerza, pero eso no era parte del legado de ENKI. Los Reyes leales a las teologías intrusas encontraron necesario emprender un Matrimonio Ritual con INANNA en sus dependencias sagradas, en su ciudad de URUK, con el fin de legitimar su gobierno a los ojos de los habitantes del valle, y para autentificar su reivindicación de gobernar por Derecho Divino. INANNA fue, pues, una peligrosa ESPOSA de los Reyes de Kish, estando entre sus Poderes la Fortuna, y su contrario.

El Poder de INANNA procede de la antigüedad de su presencia en el Valle. Al principio, los agricultores dependían de sus huertos, principalmente palmeras datileras, además del tradicional grano y cosechas de vegetales. La fruta y el grano permitieron vivir todo el año en el valle gracias a que era relativamente fácil almacenarlo en los momentos que la tierra debía estar en barbecho. Mucho antes de que Sumerios y Akadios llegaran al valle, sus habitantes ya habían desarrollado algunas creencias relativas a las Fuerzas Vitales envueltas en las cosechas y su conservación.

Así, la Fuerza Vital que permitía a las plantas dar fruto con el que proporcionar sustento a hombres y animales se denominó DUMUZI. De algún modo se vincula con el Agua, dado que sus Dominios se encuentran en la porción de valle que se entremezcla con las aguas fertilizantes de los Ríos. Su consorte (o esposa) era INANNA. Ella era la tierra fértil y el Espíritu que protegía los almacenes: la madre/protectora de los productos de la tierra.

Hay muchas capas de simbolismos míticos relacionados con los rituales y las historias acerca de DUMUZI e INANNA. Se tiende a ver a DUMUZI como el Agua (que fertiliza) y a INANNA como la Tierra Fertilizada y Espiritual. Pero ya se ha visto que este Agua pasó a formar parte de los Dominios de ENKI; INANNA se convirtió entonces en la Reina de los Cielos con un enorme Poder, mientras que DUMUZI tomaba bastantes características del HORUS egipcio, pero sin su divinidad. DUMUZI fue el marido espiritual de INANNA, y descendió para introducirse en el cuerpo de uno de los primeros Reyes durante este Matrimonio ritual, el cual confería a este Rey el Derecho Divino a gobernar todo lo que pudiera conquistar.

Este DUMUZI (el babilonio TAMMUZ) era también esencial para la vida sobre la tierra, tal y como se ilustra en las historias Sumerias y Babilónicas del Descenso de ISHTAR al InfraMundo. Aunque hay diferencias sobre las razones que llevaron a DUMUZI al Inframundo y quién lo reemplazó, hay un acuerdo sobre que las cosas buenas no pueden crecer en su ausencia.

El romance entre Enki y Ninhursag

Es tal vez el mito más difícil de comprender para nosotros, porque es exactamente el contrario del Paraíso descrito en el Antiguo Testamento. De hecho, la literatura creada por los sumerios ha dejado una profunda huella en los hebreos, y uno de los aspectos más emocionantes de la reconstrucción y traducción de los poemas sumerios consiste en la búsqueda de resemblanzas y paralelismos entre las figuras sumerias y bíblicas.

Lo cierto es que los sumerios no pudieron influenciar directamente a los hebreos, dado que desaparecieron mucho antes de que éstos iniciaran su existencia. Pero hay muy pocas dudas de que los sumerios influenciaran profundamente a los cananitas (originarios de Canaan), quienes precedieron a los hebreos en la tierra que posteriormente se conocerá como Palestina.

Algunas comparaciones con la historia bíblica del Paraíso:

1. La propia existencia de un paraíso divino, jardín de dioses, es de origen sumerio. Su nombre era Dilmun, la tierra de los inmortales situada en el sudoeste de Persia, el mismo Dilmun que posteriormente los babilonios (la tribu semítica que conquistó a los sumerios) situaron como el hogar de sus propios inmortales. Hay serios indicios de que el paraíso bíblico, que se describe como un jardín situado al este del Edén, de cuyas aguas fluyen los cuatro ríos del mundo (incluyendo a Tigris y Éufrates), haya sido originalmente identificado con Dilmun.

2. La inundación de Dilmun provocada por ENKI y el Dios Sol UTU con agua fresca procedente de las profundidades de la Tierra es similar a la expresión bíblica “pero un manantial surgía de la tierra y regaba toda la superficie del suelo”(Génesis 2.6).

3. El nacimiento de diosas sin esfuerzo ni sufrimientos con el trasfondo del castigo a Eva en el sentido de que pariría con dolor.

4. El hecho de que ENKI comiera las ocho plantas sagradas que provocaron el nacimiento del Mundo Vegetal tiene resonancias con el hecho de que Adán y Eva comieran el Fruto Prohibido.

5. El mito proporciona una explicación para uno de los más desconcertantes apuntes de la historia del Paraíso según la Biblia: el famoso pasaje describiendo la creación de Eva, la madre de todos, a partir de la costilla de Adán. ¿Por qué utilizar una costilla en lugar de cualquier otro órgano para crear a la mujer cuyo nombre significa (de acuerdo con la interpretación bíblica) aquélla que crea vida? Según el mito Sumerio, cuando ENKI enferma, provocado por NINHURSAG, su cuerpo empieza a morir por la costilla. Además, la palabra Sumeria para costilla es ti. Con el fin de curar cada una de las partes del cuerpo de ENKI que está muriendo, NINHURSAG crea ocho diosas. La diosa creada para curar la costilla de ENKI se llama NIN-TI, La Señora de la Costilla. De este modo, un antiguo mito literario ha sido perpetuado en la Biblia, pero sin su sentido original, dado que la palabra hebrea para costilla, y la que se utiliza para denominar aquélla que crea vida no tienen nada en común. Es más, es NINHURSAG quien aporta su esencia vital para curar a ENKI, quien de este modo renace de ella.

Anuncios